LA PUBLICIDAD AÉREA COMO AZOTE

por Gustavo Marón

La historia de la Aviación se ha escrito con una indiferencia casi absoluta hacia las fuentes de financiamiento de las aeronaves.  Los textos clásicos no destinan ni una sola frase a explicar de dónde salió el dinero necesario para sostener el esfuerzo de los pioneros y los precursores, al tiempo que las distintas historias oficiales, relatadas en bronce mucho tiempo después, tampoco   dedican ni un solo capítulo al tema de la sustentabilidad económica. 

Un lector de otro planeta que accediera a los textos técnicos e históricos con los que actualmente se forman nuestros profesionales llegaría a la conclusión de que las aeronaves vuelan tan naturalmente como las aves… y al mismo costo.  Son pocos los que han advertido que es carísimo construir, adquirir, importar, operar y mantener un avión, globo o helicóptero, cualquiera sea su tipo, tamaño, modelo, antigüedad o propósito.